jueves, 19 de junio de 2008

Daisy Cardigan

Ya está terminado mi primer top down. El patrón se puede encontrar gratis aquí, y si queréis una traducción del mismo, hecha por esta que lo es, pues pinchad aquí.

He cambiado unas cuantas cosas con respecto al original, empezando por no usar dos tipos de lana contrastatados, no hacer el cierre de piqutos, sino un bajo de piquitos (bastante diferencia en el trabajo que lleva el primero con respecto al segundo), no haber aumentado más punto para "acampanar" el cardi, y no haber tricotado las bandas de cierre. En este caso opté por unos botones que encontré en cierta tienda a precio de saldo. Sí, ya sé que juré que no volvía más allí, pero estaba comprando en Flores Navarro, salí de allí estaba a punto de llover y pasé a ver si habría algún botón mono, y resulto que estaban liquidando bolsas y bolsas de ellos... y bueno, que ya os imagináis dónde termina esto.

El resultado final se puede ver aquí



9 comentarios:

Nutsue dijo...

Una monada! y sí, tienes razón, no puedes pasarte por las tiendas sólo a mirar...luego siempre acabas comprando!!!!

Rosa dijo...

Te ha quedado de escaparate. Bonito, bonito. El color tambien es precioso. Por cierto, que peligro tenemos en una tienda de liquidación....

R.M dijo...

Bonita, bonita de verdad. Me gusta el modelo, el color y hasta los botones y eso si ke es raro, porke soy de un quisquilloso con ellos... jejeje.

Besos y a seguir asi

Raquel dijo...

eRES UNA ARTISTA, DIGO!!

Luisilla dijo...

Muchas gracias, la verdad es que est� preciosa y si, es el de Special Knits, s�per sencillo y muy result�n. Por cierto, te copio el top-down, creo que se lo har� para empezar a probar este tipo de patr�n. Me gusta mucho c�mo te ha quedado. Un abrazo wapa.

M.Carmen dijo...

Está chulo el top. Y el color es también muy bonito. Me encanta el lila

Raquel dijo...

te voy a echar la bronca, dónde andas???

Laurix dijo...

Queda muy bonito

Azaharania dijo...

Muy mono, yo soy muy exigente con los botones. Soy capaz de coger el coche e irme a la otra punta de Sevilla sólo para comprar botones.