lunes, 27 de febrero de 2012

Roma. Notas del viaje



 Mi parte favorita de la ciudad han sido todas las ruinas romanas.  En particular, la visita a la casa de Livia, mujer de Augusto, uno de mis personajes histórico/literarios favoritos.  La visita guiada fue muy interesante, pues incluyó la representación de un trozo del Julio César de W. Shakespeare, para meternos en ambiente.  Muy recomendable.




Los del MarieClaire Idees se quedarían ojipláticos con el recup que se montaron los capuchinos de Via Veneto en su cripta.  Los huesos de 4000 de ellos decoran las distintas estancias de la cripta.  Da un tanto de mal rollo pero fue un éxito con mis hijos...



En los Museos Vaticanos te sientes como en el Ikea, has de verte todo el sitio hasta llegar a lo que te interesa.  De todas maneras, la Capilla Sixtina mereció la pena, y ver algunas de las maravillas que hay antes también.  Los frescos de Miguel Angel nos impresionaron, y aquí la versión para boli bic y mantel de restaurante del "Adan y Eva tentados por la Serpiente" de uno de mis hijos.





Algunos descubrimientos gastronómicos fueron:

El pan de los restaurantes, que vayas dónde vayas está bueno y no tiene pinta de congelado



Las alcachofas fritas que hacen en los restaurantes del ghetto.  Buenísimas!



Los helados Grom.  La marca es de Turín, pero había leido sobre ellos aquí, y tenía curiosidad.  Curiosidad resuelta y de verdad, muy buenos.






Y por si alguien se lo está preguntando.  Sí, encontré una tienda de lanas, pero no compré nada, pues tengo lana en casa para varias reencarnaciones.  Pero si alguien quiere la dirección ya sabe.

6 comentarios:

MARTA dijo...

Tu hijo es todo un artista.
Un abrazo

Candela dijo...

Pero aunque no compraras lana, la tienda ¿molaba o no molaba? Me alegro de que os lo hayáis pasado bien. Te vengo a ver un día de estos, que I've run out de lana lila para mi cardi...

myssja dijo...

Que maravilla de ciudad
A mi me gustaron mucho las fuentes de las plazas

Victòria dijo...

Que envidia de viaje! Me alegro que os lo pasáseis tan bién y lo disfrutáseis.

Aninia dijo...

Cuando vuelva a Roma hablaré contigo para que me des direcciones..je,je..me encanta tu diario de pitágoras..ja,ja

INESITA dijo...

Yo anduve por Roma hace siglos, y necesito volver...qué recuerdos y cuántas cosas que se deja una por ver!!!
Qué suerte esos tres días estupendos!!!